ARTAFRATE, DIVAN PARA LA DIVULGACIÓN

Espacios de libertad: cualquier tema interesante acerca del ser humano, del planeta; legal, cultural, social, político, económico, educativo, divertido, artístico, musical, ...

" ... Nada hay humano que no sea social, por lo tanto, el desarrollo del intelecto debe ser social. El hombre se socializa a través de las interacciones comunicativas; comunicación que exige la presencia activa del otro en nuestra vida ... " de Eugenio Garrido, en la presentación del libro: "psicología Social del Desarrollo Cognitivo"

viernes, 13 de abril de 2012

¿LA CURIOSIDAD NOS HACE EVOLUCIONAR?

Me parece una muy buena reflexión acerca de una dimensión de todo ser viviente. ¿La Curiosidad nos hace Evolucionar? ¿Por qué?.
A continuación, encontramos una reflexión, que pienso vale la pena leer y dejarnos cuetionar. Espero lo disfruten.


* por Horacio Krell

LA CURIOSIDAD
La curiosidad mata al gato, decía una antigua frase que se refería al cuidado, a su excesiva cautela.  Advertía que preocuparse es malo y puede llevar a la tumba; y reconoce a los gatos como muy cautos y cuidadosos. Con el tiempo, la palabra  cuidado se convirtió en curiosidad: ser cuidadoso al investigar. Todos llegamos al mundo con el deseo de aprender. El hombre más inteligente fue Leonardo Da Vinci. Para Freud Leonardo convirtió su pasión en curiosidad. Aconsejaba cuidarse de uno mismo, alejarse y volver a mirar, ver desde lejos o desde diferente perspectiva, contar hasta 10.
Mida su nivel de curiosidad. La curiosidad es el primer paso hacia el éxito, por eso debe evaluar su nivel: ¿Lleva registros? ¿contempla y reflexiona sobre lo que ve? ¿aprende algo nuevo? ¿busca diferencias?¿ lee mucho? ¿aprende de los demás? ¿identifica y resuelve problemas? ¿es  abierto y curioso? ¿anota lo que no entiende? ¿posee intereses y conocimientos sobre cosas distintas? ¿busca información? ¿ama aprender?
La curiosidad, es la actitud típica de la infancia que consiste en sentir interés por todo, y dejar de ver el mundo con prejuicios. La duda es el camino al experimento. Los niños están orientados a explorar y formular preguntas, todo les interesa y cualquier cosa llama su atención, ven el mundo con ojos nuevos. Esa curiosidad apasionada no debería desaparecer. A medida que pasan los años, la curiosidad es el combustible que mueve al científico y al artista. Renueva y amplia. Muchos avances científicos surgen cuando alguien los cuestiona: ¿Porqué se hace así? ¿Puedo actuar de otra manera? ¿Quiero continuar con esta situación? ¿Hay otras maneras de enfocarla?¿Quiénes me ayudan más a ser yo mismo?
Cultivar la curiosidad. Lleve un diario de notas para apuntar ideas que se le vayan ocurriendo. Haga una lista de las preguntas que le vengan a la mente, no deseche ninguna, escriba rápido. Cuando termine lea su lista, subraye los temas que más se repiten o que le llaman la atención. De todas las subrayadas, elija las  más importantes, no las conteste, repásale de vez en cuando y piense en las respuestas con calma durante unos días.
El punto de partida del aprendizaje.  El motor  para investigar, descubrir y experimentar, es este arte que los niños dominan, es bueno observarlos para aprender sus mecanismos, su intenso deseo de comprender la esencia de las cosas, el estímulo para encontrarle sabor a todo, sea lo que sea. Mantener la curiosidad evita el envejecimiento, la persona con mente joven nunca envejece. Lo importante es no dejar nunca de hacerse preguntas.
Para Einstein es un milagro que la curiosidad sobreviva a la educación que recibimos. La ciencia nace con la curiosidad pero vive en la duda y el  replanteo. En ciencia, hay pocas cosas tan sólidas como la teoría de la relatividad que sostiene que, aunque el espacio y el tiempo pueden variar, la velocidad de la luz no cambia. Un investigador portugués llamado Magueijo desarrolló la teoría que la velocidad de la luz cambia. El hecho de que el universo se esté haciendo más frío, ofrece un entorno perfecto para esa teoría: si el universo evoluciona, del mismo modo tienen que hacerlo las leyes de la física  que lo controlan. También para tener una gran idea se necesita curiosidad. La mayoría de la gente trabajan como empleados, sólo hacen lo que se les dice que hagan. Hay muy poca libertad.
Seis honrados servidores. 6 honrados servidores me enseñaron cuanto sé, sus nombres son, Cómo, Cuándo, Dónde, Qué, Quién y Por qué, dijo   Rudyard Kipling.
Por un lado está el conocimiento, por el otro la situación. Los honrados servidores son interrogantes que reclaman información. "Por Qué" sitúa frente a la necesidad de encontrar las primeras respuestas; se refiere a las primeras decisiones. "Cómo" hace a la estrategia y a la táctica, cómo llegar a la meta y a las acciones para alcanzarlas. "Cuándo", a la planificación. "Dónde", al análisis: dónde estamos, a dónde vamos, a dónde queremos ir. “Qué”, indica los objetivos, permite fijar las metas."Quién", finalmente, es el equipo. Comunicar es ponerlos a trabajar en equipo, a generar sinergia. El conductor es el sentido común, el más antiguo y moderno de los recursos, que, como todo lo valioso, es atemporal. Sin embargo el observador puede perder la curiosidad por trampas y hábitos:  mirar siempre el mismo lugar, quedarse con lo que se tiene ya sean bienes o decisiones previas,  intentar confirmar lo que cree cierto,  poner condiciones imposibles, pensar en las pérdidas. Todo esto nos hace más conservadores. Las causas por las que nos limitamos son las experiencias negativas del pasado, las creencias y los sentimientos. Si los 330 espartanos hubieran pensado lo que estaban haciendo en las Termópilas nunca hubieran detenido a los 300.000 persas tanto tiempo. Muchos se detienen en lo que son y no bucean en lo que podrían llegar a ser. Los hombres deciden por necesidades: vivir, hacer, crecer, tener, participar, ser reconocidos, tener seguridad y trascender. Ninguna decisión está fuera de ellas.
La curiosidad esencial a mantener se refiere a conocerse uno mismo, porque sin la curiosidad por saber quién soy, de dónde vengo y hacia dónde voy, no podré desarrollar la curiosidad productiva que dirija mi vida hacia el desarrollo de mi misión personal.

* Dr Horacio Krell. Director de Ilvem. Secretario de rel. internacionales de UAF  Unión Argentina de Franquicias y Propulsor de UP  Unión de Permutas  horaciokrell@ilvem.com.

Extraído del siguiente enlace: