ARTAFRATE, DIVAN PARA LA DIVULGACIÓN

Espacios de libertad: cualquier tema interesante acerca del ser humano, del planeta; legal, cultural, social, político, económico, educativo, divertido, artístico, musical, ...

" ... Nada hay humano que no sea social, por lo tanto, el desarrollo del intelecto debe ser social. El hombre se socializa a través de las interacciones comunicativas; comunicación que exige la presencia activa del otro en nuestra vida ... " de Eugenio Garrido, en la presentación del libro: "psicología Social del Desarrollo Cognitivo"

domingo, 26 de febrero de 2012

¡¡¡Nuestros viejos lucharon por sacar a los militares del poder, nosotros no podemos dejarle esta INJUSTA Y PELIGROSA herencia a nuestros hijos e hijas!!!


EL PODER puede ser entendido como una sustancia, como algo que se tiene o que no se tiene, generando la dicotomía entre dominadores y dominados; pero también puede ser comprendido desde una perspectiva estratégica, como algo que circula, varía y que no es exterior a los individuos.
Esta segunda acepción nos sirve para acercarnos a autores como Foucault, quien ha analizado el “Poder contemporáneo”: ya no se trata de un poder represor, sino de un Poder productor, esto es, un poder productor de ideas, de hábitos, de deseos, de falsos consensos.
La noción de biopolítica se sitúa en este punto: es una manera de nombrar un poder cuya operatividad se apoya en la gestión de la vida a través de diferentes técnicas de dominio. El Holocausto Nazi, por ejemplo, es el caso más extremo de puesta en práctica de este tipo de gestión, llevando hasta sus últimas consecuencias las premisas del racismo, por las cuales, unos sujetos son considerados aptos y otros no aptos.
Así, podemos ver cómo esta lógica del poder, no es muy distinta de la que hoy separa a Inmigrantes y Autóctonos (Se olvida el ser humano, que es un ser emigrante en esencia, pues ¿no venimos todos de un mismo lugar, África, y de una misma línea evolutiva?). Solo existe una Especie, una Raza, la Humana, aunque algunos grupos de humanos, parecieran haberse anclados en la era del Neanderthal, la del Cromagnon, o simplemente la del Sapiens, sin evolucionar hasta lo que caracteriza al humano de nuestra era, el Homo Sapiens Sapiens.
De esta manera, es fácil y claro observar como unos individuos son considerados y tratados dentro de lo que se considera legítimo y legal, mientras que otros son encerrados, perseguidos y expulsados, dependiendo de los intereses económicos del mercado del momento. Esto podemos observarlo de forma evidente, por ejemplo, en las prácticas que se están realizando en Francia[1], con la oleada de expulsiones.
Según este autor, Foucault, no es que sea importante, la idea de que la resistencia, se da “necesariamente” donde hay PODER, sino que, en los tiempos que estamos viviendo, este concepto de RESISTENCIA, es VITAL. Esta perspectiva es la que nos permite complejizar el relato de los supervivientes y perseguidos durante el las variadas y múltiples acciones en las que unos cuantos “poderosos”, han machacado, maltratado, asesinado, a grandes colectivos humanos, sin culpabilidad alguna, y hasta con argumentaciones parciales interesadas y egoístas.
Ninguna de estas cuestiones, reflexiones pueden quedarse desligadas de nuestra vida, sea desde las disciplinas “Humanas” como la Psicología, la Psiquiatría, la Filosofía, la Historia, el Derecho, u otras. Ninguna puede mantenerse ajena a la reflexión sobre las relaciones de Poder, porque estas se erigen dentro de una determinada relación de SABER- PODER. En el caso de la Psicología (como bien se puede comprobar si observamos con atención, por poner sólo un ejemplo, los medios de comunicación clásicos, o también otro ejemplo, el uso de las técnicas de expresión verbal y no verbal, de las que se valen los políticos para manipular, engañar a los ciudadanos buscando sólo su voto, y así poder llegar “al poder”), y así, se usa la psicología, como estrategia  para contener los síntomas de malestar que la sociedad o un/unos individuos – personas-  expresan en un momento dado, por ejemplo, el momento actual, donde estamos siendo testigos de las múltlipes, variadas y creativas formas en las que la ciudadanía de casi todos los países “del primer mundo” están manifestando su disconformidad con la situación actual y con la “forma de gestionar los efectos de la crisis”.
Tenemos, DEBEMOS recordar que las relaciones de poder producen subjetividad y que, a veces, "la cura" pasa más por un cambio necesario de situación que por un trabajo introspectivo e individualizado solamente, aunque también.
La cuestión es si la Psicología, la Psiquiatría, la Sociología, la Educación, el Derecho, etc., puede servirnos como herramienta crítica con la que detectar malestares y relaciones de poder, y ayudar a enfrentarnos a las situaciones, no sólo para contenerlas, sino sobre todo, y fundamentalmente, para TRANSFORMARLAS.
En todos los casos se trata de no perder la actitud crítica, problematizadora, de realidades que se nos presentan como naturales, normales, obvias. Pues acaso ¿Es el modo en el que hoy vivimos obvio? El Movimiento surgido espontáneamente, el movimiento 15M nos está enseñando que no, que no es normal, natural y obvio que las consecuencias de “las malas y delictuosas” acciones, que unos pocos poderosos y desvergonzados humanos han realizado, las tengamos que pagar la Gran Mayoría de los ciudadanos, que han sido absolutamente ajenos a esas prácticas, y que carecen de la maldad que se precisa para realizar tales actos. Y, por ello, el movimiento 15M, está siendo tan importante y tan temido. Es precisamente su capacidad de presentar resistencia a este sistema extremo de Neoliberalismo Total, lo que provoca y causa no sólo su gran éxito e influencia, sino la que causará su Victoria sobre esos pocos personajes, que se creen y actúan como los dueños del Planeta.
Espero que esta pequeña reflexión, nos haya servido para recordar que el Poder, dependiendo de cómo lo miremos, también puede servir para cambiar las cosas, y sobre todo, RECORDAR que problematizar la realidad es una tarea a lo que no sólo no tenemos por qué renunciar nunca, sino que es una tarea, que HOY, exige mantener esta actitud crítica, y Resistir.
¡¡¡Nuestros viejos lucharon por sacar a los militares del poder, nosotros no podemos dejarle esta INJUSTA Y PELIGROSA herencia a nuestros hijos e hijas!!!