ARTAFRATE, DIVAN PARA LA DIVULGACIÓN

Espacios de libertad: cualquier tema interesante acerca del ser humano, del planeta; legal, cultural, social, político, económico, educativo, divertido, artístico, musical, ...

" ... Nada hay humano que no sea social, por lo tanto, el desarrollo del intelecto debe ser social. El hombre se socializa a través de las interacciones comunicativas; comunicación que exige la presencia activa del otro en nuestra vida ... " de Eugenio Garrido, en la presentación del libro: "psicología Social del Desarrollo Cognitivo"

miércoles, 28 de diciembre de 2011

No me quieras tanto: VIOLENCIA: Doméstica, Familiar o de género???

VIOLENCIA O MALOS TRATOS EN EL ENTORNO FAMILIAR
Son los malos tratos o las agresiones físicas, psicológicas, sexuales o de otra índole, llevadas a cabo por personas del entorno familiar o cercano y dirigido generalmente a los miembros más vulnerables de la familia: niños, mujeres y ancianos. Es decir, maltrato familiar o doméstico, sería todo acto de violencia, uso del castigo físico corporal, sexual y psicológico que se ejerce dentro de la familia. Se trata de un concepto muy amplio, porque abarca al cónyuge (hombre o mujer), hijos e hijas, madres y padres, etc.
Dentro del maltrato familiar se puede incluir el llamado “maltrato bidireccional”, que es el producido por los dos miembros de la pareja de manera consciente, consentida y mutua, donde el rol víctima-agresor varía constantemente, siendo en algunas veces la víctima la mujer y otras el hombre. Es un maltrato recíproco o de ida y vuelta.
LA VIOLENCIA DE GÉNERO. UNA VIOLENCIA DIFERENTE.
Es un tipo de violencia muy concreta y específica –distinta de otras violencias- que va exactamente del hombre hacia la mujer por el mero hecho de serlo. Es la violencia del género masculino contra el género femenino. Tiene su origen en la propia cultura patriarcal y machista que propugna la superioridad del hombre sobre la mujer, de lo masculino sobre lo femenino.
La violencia machista o de género no es un fin en sí misma, sino la herramienta, el medio de conseguir el dominio, la supremacía, el control del hombre sobre la mujer por lo que cada movimiento lleva un mensaje implícito. Es un maltrato no solo de castigo, sino de aleccionamiento. Es la forma que el machismo tiene de "educar" a la mujer que no acata la superioridad de su "amo". Como podemos ver, se trata siempre de una relación de desigualdad, de desequilibrio, de dominación y abuso, de supremacía de poder de una persona sobre otra, de un agresor sobre una víctima.
Comprende tanto la violencia física como psicológica y sexual, incluidas las amenazas, coacción o privación arbitraria de libertad, que ocurre en la vida pública o privada y cuyo principal factor de riesgo lo constituye el hecho de ser mujer.
La Ley Orgánica 1/2004 de 28 de diciembre, de Medidas de Protección Integral contra la violencia de género, en su Exposición de Motivos y en su Título Preliminar define expresamente estos conceptos y despeja dudas. Pero hay que tener al menos la curiosidad de leerla.
La citada Ley, se aprobó en el Pleno del Congreso de los Diputados en la sesión celebrada el 22 de diciembre de 2004, y se publicó en el Boletín Oficial del Estado de 29 de diciembre de 2004. Fue aprobada por todos los partidos políticos con representación parlamentaria, lo que es indicativo de su trascendencia social.
lunes, diciembre 26, 2011

EL CICLO DE LA VIOLENCIA

La teoría del “ciclo de la violencia” fue formulada por la antropóloga Leonor Walker en 1979. Es muy útil para entender los comportamientos de algunas mujeres que sufren violencia por parte de sus parejas. El “ciclo de la violencia” ayuda a comprender, sobre todo, la vuelta de la víctima con su agresor, algo que puede provocar en algunas/os profesionales un cierto sentimiento de fracaso.
El “ciclo de la violencia” comprende:
Acumulación de tensión.
La tensión es el resultado del aumento de conflictos en la pareja. El maltratador es hostil, aunque aún no lo demuestra con violencia física, y la víctima trata de calmar la situación y evita hacer aquello que cree que disgusta a su pareja, pensando que puede evitar la futura agresión. Esta fase se puede dilatar durante varios años.
Fase 2. Explosión violenta.
Es el resultado de la tensión acumulada en la fase 1. En esta segunda etapa se pierde por completo toda forma de comunicación y entendimiento y el maltratador ejerce la violencia en su sentido amplio, a través de agresiones verbales, psicológicas, físicas y/o sexuales. Es en esta fase cuando se suelen denunciar las agresiones o se solicita ayuda, ya que se produce en la víctima lo que se conoce como “crisis emergente”.
3 Arrepentimiento.
Durante esta etapa la tensión y la violencia desaparecen y el hombre se muestra arrepentido por lo que ha hecho, colmando a la víctima de promesas de cambio. Esta fase se ha venido a llamar también de “luna de miel”, porque el hombre se muestra amable y cariñoso, emulando la idea de la vuelta al comienzo de la relación de afectividad. A menudo la víctima concede al agresor otra oportunidad, creyendo firmemente en sus promesas. Esta fase hace más difícil que la mujer trate de poner fin a su situación ya que, incluso sabiendo que las agresiones pueden repetirse, en este momento ve la mejor cara de su agresor, lo que alimenta su esperanza de que ella le puede cambiar.
Sin embargo, esta etapa de arrepentimiento dará paso a una nueva fase de tensión. El ciclo se repetirá varias veces y, poco a poco, la última fase se irá haciendo más corta y las agresiones cada vez más violentas. Tras varias repeticiones del ciclo, la fase 3 llegará a desaparecer, comenzando la fase de tensión inmediatamente después de la de explosión violenta. Es una etapa muy peligrosa, porque el agresor se retracta de su conducta -al menos de palabra-, la víctima se relaja y se renuevan las esperanzas de continuar con la relación.

viernes, diciembre 16, 2011


Así piensan los maltratadores

Piensan que son muy especiales, realmente tan diferentes de otra gente que no tienen que seguir las mismas reglas que todos. Pero en lugar de ser especiales, los violentos tienen mucho en común unos con otros, incluyendo los diseños de pensamiento y comportamiento. Las siguientes son algunas de sus características que suelen repetirse en estos individuos. En lugar de aceptar la responsabilidad por sus acciones el maltratador trata de justificar su comportamiento con excusas. Por ejemplo: "Mis padres nunca me amaron" o "Mis padres me golpeaban" o "Tuve un mal día, y perdí el control" o "No podía dejarla que me hablara de ese modo. No había otra cosa que hacer." Trasladando la responsabilidad por sus acciones a otros y culpándolos, esto le permite enojarse con la otra persona por "causar" su comportamiento. Por ejemplo: "Si no te metieras cuando estoy educando a los niños, no les pegaría." Tiene fantasías de éxito. Cree que sería rico, famoso, o extremadamente exitoso en otros términos si otra gente no lo estuviera deteniendo, no se interpusiera en su camino. El que ellos estorben lo hace sentir justificado para desquitarse, incluyendo a través del abuso. El abusador también insulta a otra gente verbalmente para sentirse mejor o sentirse superior. Mienten muchísimo y con extrema habilidad, llegando a creerse sus propias mentiras. Controla la situación por medio de la mentira para controlar de igual modo la información disponible. También puede usar el mentir para mantener a otra gente, incluyendo a su víctima, psicológicamente desequilibradas. Por ejemplo, trata de aparentar que está diciendo la verdad cuando miente, trata de aparentar estar mintiendo cuando dice la verdad, y algunas veces se expone a sí mismo con una mentira obvia. Un abusador generalmente cree que es mejor que otra gente y no tiene que seguir las mismas reglas que la gente común. Esa actitud es típica de criminales sentenciados también. Cada preso en una cárcel típicamente cree que mientras que los otros presos son criminales, él no lo es. Un abusador muestra que piensa que está más allá de las reglas cuando dice, por ejemplo: "No necesito consejo. Puedo manejar mi vida sin ayuda de nadie." El maltratador es muy hábil desarrollando tácticas para manipular a otros. Estas tácticas incluyen mentir, alterando a la otra persona solo para observar sus reacciones, y provocando peleas entre otros. O, puede tratar de encantar a la persona que quiere manipular, fingiendo interés o preocupación por esa persona para estar en su lado bueno. Usualmente mantiene su comportamiento abusivo separado del resto de su vida. La separación es física; por ejemplo, él golpea a miembros de la familia pero no a personas fuera del hogar. La separación es psicológica; No ve ninguna inconsistencia en su comportamiento y cree que está justificado. El violento evita la responsabilidad de sus acciones tratando de hacer que éstas tengan la apariencia de no ser tan importantes, es decir minimizando su abuso. Por ejemplo, "No te pegué tan fuerte" o "Yo solo te empujé, tu te caíste. Pensando y hablando con vaguedad o sea sin claridad permite que el abusador evite la responsabilidad. Por ejemplo, "Llegué tarde porque tenía algunas cosas que hacer mientras me dirigía a casa." Las personas abusadoras de hecho no están más enojadas o sienten más ira que otros. Sin embargo, ellos deliberadamente usan su ira extraordinariamente para amedrentar y desafiar a situaciones y gentes. Por ejemplo: "Cállate o te rompo el cuello." La ira es un arma muy efectiva en manos de estos indiviuos. El abusador usa varias tácticas para vencer la resistencia de su abuso. Por ejemplo, se sale del cuarto cuando la víctima está hablando, o grita más fuerte que ella, u organiza a otros miembros de la familia o conocidos que se pongan en contra de la víctima despreciándola o criticándola… digamos que juega con el poder. La victimización. Ocasionalmente el abusador finge estar indefenso o actuará como que alguien lo está persiguiendo para manipular a otros para que le ayuden. Piensa que si no consigue lo que quiere, él es la víctima; y usa el disfraz de víctima para vengarse o hacer que otros parezcan tontos. Drama y emoción: Los abusadores a menudo tienen problemas en experimentar relaciones íntimas o satisfactorias con otra gente. Ellos substituyen esta intimidad con drama y emoción. Los abusadores sienten gran emoción a ver que otros se enojen, peleen, o estén en un estado de desorientación. Con frecuencia ellos usan una combinación de los hechos antes descritos para crear una situación dramática y emocionante. El maltratador es como un canal cerrado. No dice mucho en cuanto a sí mismo y sus verdaderos sentimientos. No está abierto a nueva información acerca de sí mismo, tampoco a opiniones de como otros lo ven. Es hermético, con la mente cerrada y justo a sus propios ojos. El cree que tiene la razón en todas las situaciones. Es muy posesivo. Además, cree que todo lo que quiere debería ser suyo, y que puede hacer lo que quiera con lo que es suyo. Esa actitud la aplica a gente y a posesiones. Justifica el que controle el comportamiento de otros, lastimándolos físicamente y tomando las cosas que les pertenecen. El abusador usualmente piensa que es fuerte, superior, independiente, auto-suficiente y muy masculino. Su imagen del hombre ideal es a menudo un vaquero, aventurero o pirata, considerando un insulto cualquier comentario que no conduzca a glorificar su imagen. Es un resumen de un largo artículo que encontré en la red.

EL CICLO DE LA VIOLENCIA DE GENERO

EL CICLO DE LA VIOLENCIA DE GENERO  
Se repite en todos los casos de malos tratos

PODER Y CONTROL DEL MALTRATADOR

PODER Y CONTROL DEL MALTRATADOR  
Así actúa el hombre agresor

martes, 27 de diciembre de 2011

Un poco de luz ante la próxima que nos viene: BANCO MALO

Posted on December 6, 2011 by Eduardo Garzón

¿En qué consiste un “banco malo”?, ¿Qué es exactamente un “banco malo”?
Porque quienes defienden su creación y utilización no suelen esmerarse en explicar su función. Lanzan al aire frases repletas de términos económicos para confundir el mensaje y lo adornan con expresiones esperanzadoras para darle color a un tema muy gris. Cualquier ciudadano medio que escuche las noticias convencionales y las declaraciones de estos defensores del “banco malo”, absorberá la idea de que ésta es la mejor opción y la menos costosa para salir del atolladero en el que los bancos españoles andan inmersos, y por ende, también la economía española.

Para entender qué es un “banco malo” y cómo funciona, primero hay que repasar la actual situación de las entidades bancarias. Uno podría sorprenderse al escuchar que los bancos españoles tienen problemas y a la vez constatar que sus beneficios económicos han sido muy elevados durante estos años de crisis. Concretamente, y según la Asociación Española de Banca (AEB), la banca española obtuvo beneficios de 22.400 millones de euros en 2008, 14.943 millones en 2009, y 15.000 millones en 2010. Entonces, ¿cómo es posible que tengan problemas?
 
La solución es muy sencilla. Los beneficios de una empresa se calculan sobre el papel, sumando todos los ingresos obtenidos y restándole todos los gastos. Pero estas cifras pueden manipularse y maquillarse de formas muy diferentes, de manera que se puede influir en el resultado de las cuentas (normalmente no por mucho tiempo, pues los problemas acaban saliendo a la luz tarde o temprano). Al fin y al cabo, el beneficio de una empresa es una construcción económica realizada por la mano del hombre. Dependiendo de cómo se calculen los beneficios, los resultados serán unos u otros.
 
El caso de los bancos hoy día es muy llamativo. Estos bancos poseen actualmente una cantidad muy elevada de activos tóxicos. Un activo tóxico es un título que posee el banco y que viene recogido con un determinado valor, pero que en la práctica su valor verdadero es mucho más bajo, o incluso nulo. 
 
Un ejemplo de un activo tóxico es un préstamo que otorgó un banco y que no va a poder recuperar debido a la insolvencia de la persona que pidió el préstamo. En las cuentas del banco aparece que el banco recuperará, por ejemplo, los 10.000 euros que prestó, y por lo tanto viene recogido como riqueza que posee (poseerá). Sin embargo, si la persona que pidió el préstamo no puede devolver esa cantidad, el banco posee esos 10.000 euros sólo sobre el papel; porque supone que los recuperará algún día, pero en realidad nunca los va a poder recuperar.
 
Lo mismo ocurre con las viviendas que poseen los bancos. Ésta vienen recogidas en las cuentas por su valor de tasación; pero si quisieran venderlas, deberían hacerlo a un precio muchísimo menor porque ya nadie está dispuesto a pagar tanto como en los años de la burbuja inmobiliaria. Imaginemos que el valor de tasación de una vivienda en propiedad de un banco es de 100.000 euros. Ésa será la cantidad que anota el banco en su balance. Pero nadie está dispuesto a comprar la vivienda a ese precio. Supongamos que sólo estarían dispuestos a comprársela por 70.000 euros. Si la transacción se realizase, el banco tendría que asumir pérdidas por valor de 30.000 euros (70.000 € – 100.000 €).
 
Eso sí, mientras el banco no venda el piso, nunca anotará las pérdidas; porque por el momento, el piso es suyo y lo valora a un precio artificialmente elevado.
 
Según algunos cálculos, la banca española aún tiene que realizar saneamientos por valor de 60.000 millones de euros ligados a la burbuja inmobiliaria.  Pero esto es sólo una parte del total de activos tóxicos que mantiene la banca española. El total es muy difícil de conocer, pero los cálculos oscilan entre 100.000 y 200.000 millones de euros.
 
Por eso sobre el papel los bancos parecen ir viento en popa. Porque todavía no han reconocido las pérdidas que deberían reconocer. Si las reconocieran, su situación sería muy diferente.
 
Así las cosas, el “banco malo” sería una entidad pública que con dinero público compraría esos activos tóxicos. El precio al que debería comprar los activos puede diferir:
El “banco malo” podría comprar los activos tóxicos a sus precios de libro (al valor artificial), y por lo tanto, los bancos nunca anotarían pérdidas, sino que las pérdidas serían para las finanzas públicas. En la práctica el Estado estaría pagando todos los platos rotos de los bancos. Con una enorme cantidad de dinero público se estaría aliviando la mala situación de los bancos

El “banco malo” también podría comprar esos activos tóxicos a sus precios de mercado, y entonces los bancos tendrían que reconocer sus pérdidas. El Estado pagaría, pero menos cantidad que en el anterior caso. Los bancos reconocerían pérdidas pero a cambio de ello mejorarían su imagen y se ganarían la confianza de otros organismos financieros internacionales, con lo que mejorarían su actuación en el mercado. Se argumenta que de esta manera los bancos tendrían más facilidad de crédito y por lo tanto podrían conceder más préstamos a familias y empresas.

Entre una y otra opción, existe un amplio abanico de posibilidades, en las que el Estado podría pagar más o menos el dinero que necesitan los bancos para mejorar sus balances, y los bancos podrían reconocer más o menos pérdidas. Sea como fuere, cualquier opción que se escoja no deja de ser otra ayuda a los bancos por parte del Estado, y en definitiva, por parte de todos los contribuyentes.

Es importante hacer notar que la mala situación actual de las entidades bancarias se debe a una mala gestión realizada durante muchos años de avaricia financiera, posibilitada gracias a las regulaciones diseñadas por los gobiernos occidentales en las últimas dos décadas. Estas entidades han cometido atrocidades garrafales en búsqueda de su propio lucro y desestabilizando un sistema económico que está empujando a muchas personas a la pobreza. Sería absurdo e indignante que los Estados le pagaran los platos rotos sin imponer castigos, medidas y regulaciones que impidan que esto vuelva a repetirse. Pero nada de ello hay puesto encima de la mesa. Se está perdonando y rescatando a los culpables de un serio delito con dinero de todos, y se les está permitiendo que sigan delinquiendo y generando pobreza e inestabilidad en nuestros países.

Nunca antes en la historia de la humanidad se había violado la Justicia de una forma tan descarada y tan cínica, en la que se busca convencer al perjudicado de que se está actuando con decencia. Vivimos en un mundo al revés, donde l
os criminales son perdonados y agasajados, mientras los inocentes son castigados y apaleados.
 
Un Cordial Saludo, Olmo López de la Paz

Kind Regards, Olmo López de la Paz

jueves, 15 de diciembre de 2011

El Ser Humano, es por esencia, un Ser Social y Migratorio


Sobre las denominadas Políticas de Inmigración.  
Partimos del principio de que ningún ser humano es Ilegal, en "ningún territorio", ya que TODOS somos habitantes de un mismo planeta; además,  el ser humano, es por esencia un ser migratorio y un ser social. Migra hacia los espacios y lugares que pueden ofrecerle una mejora en su calidad de vida, y así ha sido desde los inicios de la aparición de ser humano en el planeta tierra. Por tanto, niego la mayor, es decir, no comparto ni la ortodoxia ni la ortopraxis, osea, la ideología que conlleva a realizar políticas distintas y recursos distintos hacia estos colectivos, porque esta concepción, presupone sutilmente una diferenciación y una “exclusión” del grupo de ciudadanos, (seres humanos) como colectivo característico con problemáticas propias, cuestión errónea e incierta. Inmigrante es tanto el alemán, por poner un ejemplo, que emigra a España para pasar la vejez al calor del sol, como el cubano, con una gran formación académica y conciencia social y una red de relaciones buena, pero que están sometidos a un régimen dictatorial (Castrista); también lo son los que emigran de forma “ilegal”, y provienen de un entorno sociopolítico y económico más deficiente, sin acceso ni posibilidad de tener unos recursos mínimos que garanticen la posibilidad de satisfacer necesidades primarias y básicas, y , que por ello, entre otras cuestiones, se ven obligados por la necesidad (de comida, de paz, de trabajo, de vivienda, de recursos que no le ofrece su país).
Esto no quiere decir, que no deban desarrollarse políticas tanto transversales como horizontales, es decir, políticas propias dirigidas hacia la atención e intervención pero que no sea exclusiva desde el área de servicios sociales, sino que los inmigrantes, como ciudadanos que habitan en un espacio, terreno físico concreto, regido por unas leyes y consensos, que han aportado al estado, con su trabajo, impuestos, etc, se adaptan e integran en las sociedades y cooperan en el funcionamiento de la misma, deben beneficiarse de los mismos servicios y recursos que el resto de ciudadanos, ya que en la práctica, la única diferencia entre unos y otros es el idioma, o acento, o la cultura, más específica, pero en el resto son ciudadanos, personas, con una esencial igualdad en derechos y en deberes.
De hecho, la ley de Extranjería promulgada en 1985, tenía por objetivo general, precisamente, la integrar a los colectivos inmigrantes en la vida social, potenciando para ello, la convivencia, cohesión social, la integración social, la igualdad de oportunidades y acceso a recursos colectivos. Además, buscaba la participación y coordinación de las distintas instituciones y administraciones publicas, para que este objetivo se pudiera ir consiguiendo.
“Mientras no se obtenga la nacionalidad, a pesar de haber logrado la legalidad, no se es sujeto de plenos derechos. Se tienen los derechos a la educación, a la asistencia y prestaciones sociales, protección de la salud, a reunión y asociación, a sindicación y huelga, pero el derecho a la libre circulación se ejerce con las restricciones previstas en la emisión de permisos de trabajo, y tampoco se puede ser titular del derecho de sufragio activo o pasivo y no se puede acceder al desempeño de cargos públicos [...]. En cualquier caso, una vez obtenida la nacionalidad los problemas que tiene desde el punto de vista de la exclusión social se equiparan a la de los ciudadanos españoles, con la única salvedad de que, si sus rasgos físicos son diferentes, pueda estar sometido a una cierta exclusión xenófoba» (Tezanos [ed.], 2002: 556)”[1].
Pero, aun reconociendo que la inmigración no es una realidad nueva, en los tiempos de crisis que vivimos, esta situación se agrava, y repercute en los territorios tanto de salida como en los de llegada. Pero al producirse en los últimos tiempos, un gran aumento en la cantidad de inmigrantes, y dirigidos hacia los países del primer mundo más fronterizos, esto supone para el país que acoge, que realice una reestructuración política, social (integración), cultural (intercambios culturales), y económica  (infraestructuras, recursos, programas de integración, de educación, etc.). Sin olvidar, que ahora,  por la crisis es uno de los colectivos más afectados, estando ahora en paro, sin recursos, perdida no sólo de trabajo, sino de hogar, etc., pues ahora no olvidar, que estos que ahora son receptores de políticas pasivas, de servicios sociales, fueron antes los que aportaron al estado, con su trabajo y los impuestos pagados, su cultura, etc.
Hoy día, en un mundo tan fragmentado pero tan globalizado, se hace más necesario que nunca reivindicar el valor del principio de igualdad para Todo  Ser Humano. Recuperar conceptos desvirtuados y vaciados de contenido, pero con gran valor, como la capacidad de empatía, de solidaridad, de Justicia en sentido amplio. Es decir, en una sociedad del siglo 21, la inmigración-emigración debe considerarse como un proceso normal de la población humana, y como un medio que desde siempre ha sido beneficioso para todas las sociedades, y que conlleva cambiar la concepción antropológica de Cultura, y plantearla desde una perspectiva más amplia, de Intercambio (beneficio) entre distintas culturas, interrelacionadas.
España, desde la defensa de la libertad de sus ciudadanos, en un estado de derechos y deberes (estado de derecho), con un enfoque desde el estado de bienestar, debe garantizar a todos los ciudadanos, incluyendo los  mal llamados “sin papeles”, debe garantizar que los pilares básicos sean accesibles a todos, valiéndose de los organismos, instituciones, consejerías, etc. de Educación, Cultura, Sanidad, Seguridad Social, Trabajo, Bienestar Social, etc. de forma que las políticas propias del estado de bienestar repercuta y llegue a esta población. 
Es de destacar la gran hipocresía que desde la Ideología propia de la derecha se ha hecho en los últimos años, de desprecio y rechazo a los colectivos de inmigrantes más desfavorecidos, y que ahora, ("ya por fin en el poder, casi con un poder absoluto, que, a muchos ciudadanos con conciencia, nos aterra"), digo, ahora, planteen y promuevan que los "parados", emigren a otros países... ¿cómo ha cambiado el cuento, y yo sin enterarme?, pero ¿qué pasa?. Es sorprendente, por ejemplo, escuchar a hijos de inmigrantes, que han nacido o se han criado en el territorio que acogió a sus padres, defender políticas de extrema derecha nacionalista ..., escuchar como se auto-afirman en la cultura receptora. ¿a qué responde esto? ... ¿es incultura, insolidaridad, egoísmos, inconsciencia, o simplemente, como ahora tengo pan, techo y dinero, pues el resto que se las apañe?.
En fin, esta crisis global, no es una crisis ni sólo económica, ni sólo financiera, ni sólo de la mala praxis política. Estamos ante un momento de transformación radical de los sistemas de organización social, en todos los territorios, ... ¿Es que no hay intelectuales, con prestigio, que se atrevan a decir claramente esto?, ¿Es que no vemos o no queremos ver y tomar conciencia del secuestro que se está produciendo, secuestro y abducción de las mentes, y los espíritus, de la moral... (y no me refiero a la católica, que esto sería para tratar en un tema aparte, y daría para varios tomos). 
El Neoliberalismo está destruyendo lo más propio de la condición humana, pronto, y espero equivocarme, dejaremos de llamarnos "homo sapiens sapiens", para ser "hombre racional sin alma", que, en latín sería "vir rationalis absque animus",  o  "vir absque animus ".

Salud y Paz
 


[1] Subirats i Humet, J. (Dir.) “Análisis de los factores de exclusión social”. Documentos de trabajo, 4, 2005. Generalitat de Catalunya. Pág. 139

lunes, 12 de diciembre de 2011

SOBRE LA CONCIENCIA DEL USO Y ABUSO DE LAS "DROGAS"

La percepción social de la drogas, en líneas generales, no suele coincidir con la realidad de los consumos. Hasta hace poco había una concepción en torno a este “problema”,  estaban los sujetos “drogadictos”, categorizados como delincuentes o “marginados”, enfermos, … desechos de la sociedad, a los que se no se consideraba enfermos, sino “gente” “no apropiada”, con sus connotaciones y repercusiones para el sujeto, su familia, y entorno más cercano. Era un estigma, y estaba mal visto. Luego se fue introduciendo otro “imaginario”, subjetividad en torno al uso de la droga, que dependía del tipo de droga, del cómo, cuándo se consume y del coste, así la cocaína era más consumida en ambientes más favorecidos económicamente, y como medio para “rendir” o “mejorar” la imagen, en un ambiente, también, más “yupi”.

Una de las causas, viene de la praxis de los medios de comunicación, donde, tanto mediante los anuncios sobre prevención o consecuencias de su consumo, como en las películas, se presentan 2 realidades extremas, presentándolas como si sólo hubiera 2 posiciones respecto al tema o problema, como si fuera sencillo, delimitar o enmarcar conductas, para agrupar o categorizar a un colectivo, el drogodependiente. Por un lado, estaría el consumidor, “controlado”, es decir, el que “tontea” con las drogas (refiriéndose sólo a drogas ilegales, más blandas, como el cannabis, el Hachís, etc. que tienen un consumo diario, pero moderado, que no le impide realizar su vida, familiar, laboral, social, y que incluso se ve bien aceptado y “progre” o “moderno” etc.), y por otro lado, el consumidor extremo dependiente, aquél que no puede evitar el consumo, y hace lo que sea por acceder a estas sustancias, y que, con independencia de sus circunstancias personales (clase social, cultural, etc.), termina cayendo en la marginación y exclusión social, terminan con un futuro maltrecho, una salud empobrecida, aislados de redes sociales afectivas, con las consiguientes consecuencias y progresivo deterioro de: salud, vínculos afectivos deteriorados, incapacidad de incorporación a la sociedad, etc. además de las alteraciones y deterioro a nivel psíquico, somático, etc.

Pienso que tendríamos que partir de la definición de droga: “Las drogas son sustancias no necesarias para el mantenimiento de la salud que tienen una acción farmacológica sobre el sistema nervioso central (SNC). Esta acción, que produce cambios en el comportamiento, la conciencia, la percepción o el estado de ánimo, tiene un efecto reforzador que propicia la propia administración[1]”.

Primeramente, queremos recordar que en la historia de la humanidad, las drogas siempre han estado presentes, se sabe por ejemplo, que el cultivo del cáñamo remite hacia el 4000 A.C., Por tanto, el problema no es si se realiza un consumo de alguna droga, sino qué tipo de droga, cómo se consume, cuanta cantidad y en qué contextos y edades. Al inicio de la humanidad, se usaban sobre todo en rituales mágicos, en celebraciones. Y su uso era también medicinal.

Esto me parece muy importante, porque podemos caer, como de hecho pasa, en contradicciones, pensar que, por ejemplo, el abuso de tabaco, o del alcohol, no entra dentro de la categoría de droga, por estar legalizado y, sin embargo, estas 2 drogas generan, cuando se llega a su dependencia graves problemas, tanto de salud física, como mental, como deterioro de las relaciones de familias, desestructuraciones, problemas de violencia, delincuencia, etc. fundamentalmente las relacionadas con el consumo de alcohol.

En este sentido, digamos hay 3 grandes grupos: por un lado, los consumidores de drogas legales (¿blandas? Blandas a corto plazo, en el sentido que parecen ser inocuas como el tabaco, el alcohol, el café pero que con un excesivo consumo, generan dependencia e in-salud, además de otras connotaciones psíquicas como la ansiedad, p.ej.), estas drogas son, cualquier variedad dentro del alcohol, sea cerveza, vino, u otras con más cantidades en alcohol, o el tabaco, las bebidas estimulantes tipo cafeína, redbull, que mezclada con alcohol son una bomba para el organismo, también están los disolventes industriales y pegamentos (inhalar), y los fármacos; Por otro lado, los consumidores de drogas blandas pero ilegales, aquí encontramos el hachís, el cannabis, … ; y las denominadas drogas duras por los efectos tremendos que causan corto plazo, y las consecuencias, por ejemplo, la heroína, la cocaína, anfetaminas, éxtasis, etc. Por tanto, aunque se pueden categorizar en orden a su legalidad en un contexto sociohistórico, también se puede categorizar en función del tipo de efectos que genera, si son estimulantes, depresivos, narcóticos o alucinógenos, o en función de su uso, si es terapéutico (cannabis reduce los efectos nocivos de la quimioterapia, p.ej.) es decir, con fines médicos, si su uso es social y puntual (alcohol en fiestas, p.ej.), si su uso es tipo abuso, adictivo.

También, dependiendo de las circunstancias económicas, sociales, y políticas, se promueven más unas que otras, o no se le presta la misma atención. Por ejemplo, en el momento actual que vivimos de gran crisis económica, una de las consecuencias es el descenso en el consumo de cocaína, cuyo precio se ha disparado volviéndose inaccesible para muchos consumidores habituales, que la han sustituido por otras drogas de diseño, mucho más económicas, accesibles y con efectos similares.

Pero en cualquier caso, las drogas en sí mismas, no son el problema, sino que el problema es el uso que se hace de ellas, y el desconocimiento acerca de las mismas, tanto de qué provocan en el organismo, como consumirlas sin dañarnos, ni física ni síquicamente, y sin que generen problemas asociados, tales como, la violencia, la marginación y exclusión, el sufrimiento, la estigmatización, el deterioro de la calidad de vida, la desestructuración de la persona y su entorno, el abandono de actividades productivas y placenteras… etc.

Las drogas también han sido utilizadas en las sociedades más modernas, como medio de control social, por un lado, permite a la población más presionada, “tener vías de escape”, de aflojamiento, de distracción, placer (está comprobado los efectos positivos, que son lo que luego potencia su adicción, y que son usados por la farmacología, pero de hecho, es lo mismo, pincharse o consumir Valium o morfina, que heroína o cannabis, porque usan las mismas vías de recompensa para el cerebro), y por otro, va generando o modelando a los individuos hacia el autoabandono, el hastío de todo y el pasotismo, con graves repercusiones para su capacidad de autonomía e independencia, su voluntad, su estado emocional, su seguridad, sujetos pasivos que no generan problemas y que terminan en los márgenes de la sociedad, ocultos, a la vista de todos, o queriendo ocultarlos.

Sin embargo, la mayor problemática, no por su dureza, sino por las consecuencias no sólo para el sujeto, sino para su entorno y la sociedad, no viene sólo desde el tipo de droga más dura, sino de aquella que pareciendo no ser demasiado dañina, va progresivamente minando al sujeto, en lo corporal, en lo psíquico, en lo espiritual, generando sujetos pasivos, anulados, que aunque no se encuentren tirados en la calle, robando, enfermos, o en centros… son personas que se autoperciben sin futuro, sin valía para la sociedad, que, con independencia de su contexto familiar, de más o menos recursos, terminan llevando una vida “marginal”, al margen de la vida social.

No creo que las drogas que socialmente más preocupan sean las que provocan más problemas, principalmente, porque por ejemplo, la adicción del alcohol, en los hombres, sobre todo, suele conllevar un comportamiento agresivo, que tiene graves consecuencias, en primer lugar para el entorno más inmediato, la familia y para sí mismo. También por la facilidad de acceso a él, y la creencia, de que no es peligrosa, o tiene efectos dañinos (vino, cerveza, sobre todo), o que su consumo diario no genera adicción. Últimamente parece que el problema del alcoholismo, no se presenta tanto por el daño que causa en el organismo, en la psique del sujeto y su entorno, sino por las consecuencias que los actos del “consumidor de alcohol” puede generar, y que hacen mucha referencia a conductas que repercuten negativamente sobre otros ciudadanos (botellón … suciedad – ruidos – estigmatización; accidentes de trafico … que dañan a terceros, … familias, etc.).

O sea, la percepción social del problema no es claro. Por un lado, tenemos la percepción que desde los medios de comunicación social se ofrece, por las repercusiones sobre terceros (accidentes de trafico, descontrol de los jóvenes, exclusión social, delincuencia, maltrato familiar, etc.). Por otro lado está la percepción de la población de a pié, los ciudadanos, que su percepción dependerá de los contextos y entornos donde se muevan. Por ejemplo, en los barrios más marginales, el consumo de “porros” y “alcohol” (cerveza, vino) no se percibe como un problema, en sí, sino que se convierte en problema cuando conlleva conductas consideradas inmorales, dañinas o no productivas (robar a familia, violencia, abandono de todo… pasotismo).

Por tanto, aunque sí que hay una conciencia mayoritaria en la sociedad acerca del peligro del consumo de drogas, es una conciencia difusa al mismo tiempo. Hoy existe un gran consumo de drogas, que están al alcance de la mayoría, y pienso que no se tiene una clara conciencia de sus efectos y consecuencias negativas para el sujeto, su entorno más cercano, y para la sociedad. Pareciera una realidad de la que nos apercibimos sólo tras visionar documentales, o en los noticieros, o quizás cuando nos enteramos de una persona cercana que es institucionalizada, o muere por sobredosis, o que está viviendo en la calle, o etc. Sin embargo, nuestra sociedad está bastante sometida y controlada por estas “drogas”, que van desde las que tienen un efecto o acción farmacológica en el SNC, hasta esas otras que crean adicción, sin uso químico, por ejemplo, los videojuegos, la tv, etc. y que consiguen su fin, distraer al sujeto, bien por placer, bien como mecanismo de escape de la realidad, suya o del entorno.

Si atendemos a los factores de riesgo y los factores de protección, se observa como estos factores modifican la probabilidad de que una persona sufra problemas derivados del consumo de drogas, aunque también, la existencia de factores, no determinan con certeza qué personas desarrollarán este tipo de problemas, porque afectan a distintos factores y dimensiones.

Existen factores sociales, factores ambientales, factores individuales e interpersonales, fisiológicos, psicológicos, actitudes y patrones de comportamiento familiar en relación a las drogas. También se presenta como factor a tener en cuenta la gestión y el manejo de las situaciones por parte de los familiares, si esta gestión está apoyada por una red pobre o inconsistente, sin recursos, tanto a nivel individual, como familiar, como estructural (barrio-vecindad-localidad), si el vínculo afectivo con la familia es pobre (desestructuración familiar por separaciones, incultura, inmadurez, otras causas) pobre en la calidad de la relación-vinculo, o pobre en el nivel socio-económico; también el Fracaso escolar (pudiendo entenderse la droga como causa del fracaso escolar o como consecuencia del mismo); Otro factor es el bajo compromiso con la escuela, tanto por parte del alumnado como la familia, la atención del centro educativo a este posible problema.

Además, en las edades tempranas, el consumo de drogas no viene sólo condicionado por las características del sujeto (genéticas, epigenéticas, familiares, etc.) sino también por los entornos donde está inserto el sujeto, además de por el proceso propio de la adolescencia que busca la asociación con iguales y la aceptación de iguales, lo cual indica que la agrupación con compañeros-amigos consumidores de drogas conlleva un alto grado de posibilidad de consumir.

Por tanto, en conclusión, la percepción de la droga como problema es relativa a la información y relevancia que como sociedad se ofrece a la ciudadanía, y de los intereses económicos-políticos que haya. Aunque hoy se tiene bastante información acerca de las drogas, incluidas la legales, también es cierto, que hasta que no se encuentra en una problemática de gran adicción, con las consecuencias asociadas, de conductas desadaptadas, que generan malestar clínicamente significativo y/o deterioro en su conducta respecto a hogar, trabajo, familia, centro escolar, hasta que no llega a un extremo que hace saltar la alarma, parece que no existe el problema o que es pasajero y propio de la adolescencia y luego se pasa. Pero no siempre es así. Ya que estas praxis a edades tempranas, o incluso en la adultez, suelen llevar problemas asociados; aunque también es cierto que los problemas que lleva asociados, son distintos en función de las características del sujeto, de su nivel cultural, económico, del nivel de recursos sociales (red de seguridad afectiva, económica, etc.). aunque, hay otros riesgos asociados que no entienden de clase social ni económica, y son los que provocan problemas de salud como las infecciones, sobredosis, accidentes, asesinatos, robos etc.…

Pero, en líneas generales, el problema de las drogas, depende del discurso que la sociedad hace, a través de sus medios de información y comunicación, de la educación en términos amplios, de los recursos empleados para la prevención, y para el tratamiento, y de las políticas sociales-económicas y culturales. Una sociedad que no lucha contra la lacra de la droga (como vía de escape), será una sociedad pasiva, en decadencia, encaminada al fracaso que busca huir de la realidad y buscar una falsa felicidad, como la que se presenta en “un mundo feliz” de Aldous Huxley, donde se describe una sociedad donde las drogas de diseño son el vehículo para conseguir la felicidad.

Si se tuviera mayor conciencia de las problemáticas que trae el exceso y descontrol en el consumo de drogas, quizás habría mayor interés de los agentes sociales-políticos y económicos para su prevención, y/o ayuda vehículos para afrontar la dependencia y consecuencias, y aliviar la presión social. Si hubiera mayor percepción como sociedad, se exigiría y elaborarían políticas generales y locales encaminadas a la prevención, sobre todo en el inicio precoz de su consumo, en las políticas Sociales y ambientales; Las Leyes y normas sociales tendrían que reconocer sus incoherencias, donde por un lado se penaliza y por otro se incita; controlar el acceso y la disponibilidad de ellas; si se tuviera conciencia, se estimularía el desarrollo de Factores de protección, como estimular la capacidad individual del niño o adolescente para la resolución de problemas, potenciar el apoyo a las familias tanto información como recursos; se tendría que potenciar la capacidad de interiorizar normas sociales relativas al control del uso de drogas, incluidas las legalizadas y más introducidas como no dañinas, como son el tabaco, alcohol, estimulantes (bebidas tipo redbull, café, etc. que en exceso son dañinos para el organismo); si hubiera mejor percepción del problema de las drogas, esto supondría o implicaría un cuestionamiento a los modelos parentales que significaría tomar conciencia de las praxis de drogadicción que se tiene. Así, estas figuras referenciales, son modelos a seguir, y se imita la conducta ante el tabaco, la cerveza, el vino, etc. y si además, los vínculos emocionales son débiles, o no existen, o hay poca o mala socialización no sólo con la familia, con figuras parentales, sino también con familia extensa, con otros: barrio, centro escolar, … esto repercute negativamente.


[1]
Suelves, J.M. (2008). Intervención social en el ámbito de las drogodependencias. Barcelona: FUOC

martes, 6 de diciembre de 2011

¡¡¡ El PODER DE LA RESISTENCIA POSIBILITA EL CAMBIO !!!

http://descarga.lasexta.com/elintermedio/ficheros/files_20111201_20397243.mp3   
(esta es la versión Rokera....)

Cancion Resistiré del Programa el intermedio ... versión clásica ... DEDICADO A QUIENES NO COMPARTEN LAS POLITICAS DE DERECHA ...

Los socialistas y gentes de izquierda ya tenemos nuevo himno para los años que nos quedan por vivir... "Resistiré aunque me quiten todo, aguantaré los años de gobierno del PePé..."
Gracias  Wyoming.


La letra:


La biopolítica Neoliberal Atroz ... ¿nuevas formas de holocausto?

¿COMO NOS SACARÁ DE LA CRISIS QUIEN DEFIENDE POLITICAS NEOLIBERALES? (¿Rajoy? ja ja)

España debe bajar su déficit en 9,4 puntos porcentuales en la próxima década, una de las reducciones más drásticas del mundo, según el Fondo Monetario Internacional que además pide un recorte en las prestaciones sanitarias de nuestro país para reducir la deuda.
Ha llegado el momento de coger el toro por los cuernos y recortar primero:

- ELIMINAR LA PENSIÓN VITALICIA DE TODOS LOS DIPUTADOS, SENADORES Y DEMÁS
"PADRES DE LA PATRIA".

- PROHIBIR POR LEY QUE LOS QUE OCUPEN CARGOS PUBLICOS TENGAN MÁS DE UNO, es decir, UNA PERSONA, UN CARGO.
- RECUPERAR TODO LO QUE SE HA ROBADO, QUE DEVUELVAN TODO, NO ES SUFICIENTE CON EL ENCARCELAMIENTO, ADEMÁS PROHIBIRLES SEGUIR EN CARGOS PUBLICOS.
- RECUPERAR LAS ENORMES CANTIDADES QUE ESTAN EN LOS PARAISOS FISCALES.
- REDUCIR/ELIMINAR EL SENADO
- REVISAR LOS SUELDOS DE LOS ALCALDES QUE SE PONEN LOS SUELDOS QUE LES DA LA GANA.
- CAMBIAR LAS LEYES Y, ADEMÁS DE CÁRCEL PARA LOS LADRONES, OBLIGAR A LOS
POLÍTICOS QUE HAN ROBADO Y DEMÁS "ADJUNTOS", A QUE DEVUELVAN EL DINERO A LAS ARCAS DE LAS COMUNIDADES DE DONDE HA SIDO ROBADO. SÓLO ENTONCES SE LES  FACILITARÁ FECHA DE JUICIO Y NUNCA ANTES.
- Eliminar TODOS los coches oficiales (cosa que se hizo hace 40 años en los Pactos de la Moncloa y funcionó, "no es posible que tengamos más coches oficiales que USA").
- QUE LA MONARQUIA ASUMA SU RESPONSABILIDAD Y DEVUELVA LO QUE HAN ESTAFADO.
- QUE A LA MONARQUIA TAMBIEN SE LES RECORTE LO QUE LOS ESPAÑOLES LES DAMOS (y que no queremos darles, pero nos lo imponen).
- Anular TODAS las tarjetas VISA oficiales (que cada uno baile con su pañuelo) y poner en la calle a TODOS los "cargos de confianza" (tenemos funcionarios de sobra para encargarse de esas labores).
- Con eso, y con rebajar un 30% las partidas 4, 6 y 7 de los PRESUPUESTOS GENERALES DEL ESTADO (adiós "transferencias a sindicatos, partidos políticos, OCEOE, fundaciones opacas y chupópteros varios") se ahorrarían mas de 45.000 millones de Euros, no haría falta tocar las pensiones y los sueldos de los funcionarios.  Tampoco haría falta recortar 6.000 millones de Euros en inversión pública.
- Congelar las pensiones es injusto, es desconocer unos derechos adquiridos, condenar al hambre a muchos de aquellos que merecen nuestro respeto.
- Reducir el sueldo de los funcionarios es injusto, es desconocer unos derechos adquiridos de trabajadores muchos de los cuales también merecen nuestro respeto.
- Subir los impuestos a los que más ganan.
- QUE LOS BANCOS TAMBIEN PAGUEN IMPUESTOS.
- CONDENAR LA PRAXIS DE LAS ENORMES PRIMAS DE LOS CONSEJEROS DE BANCOS.
- ACABAR CON EL PODERIO FRANCO-ALEMAN

¡¡¡ CON LA MITAD DEL DINERO QUE SE RECAUDARÍA CON ESTAS MEDIDAS, SE ACABABA LA CRISIS DE CUAJO !!!!

¿DECADENCIA DEL NEOLIBERALISMO?

La situación político-económica en Europa es ya insostenible. Asistimos impasibles al traspaso de poderes en Italia y Grecia. Los medios de comunicación pasan de puntillas sobre el fondo del asunto, e independientemente de la antipatía que sus dirigente despertaban en amplios sectores de la población, en la práctica este cambio supone reemplazar a los "democráticamente" elegidos por otros, los llamados "technócratas", que ni fueron elegidos por el pueblo, ni les resultan siquiera familiar.

Si el sistema democrático actual se hallaba ya de por sí en un estado deplorable, y a pesar de que se haga alarde de que todas las garantías parlamentarias han sido respetadas, esto constituye técnicamente un golpe de estado encubierto en el que los beneficiarios son los mercados y sus estrategias especulativas salvajes. Lo desgrano, para que quede claro:

¿Sabéis quienes son Lucas Papademos (actual dirigente Griego tras la dimisión de Papandreu) y Mariano Monti (ahora al frente del gobierno italiano)?
¿Sabéis quien es Mario Draghi (actual presidente del Banco Central Europeo)?
¿Sabéis lo que es Goldman Sachs?

Os lo explico:

Goldman Sachs: es uno de los mayores bancos de inversión mundial y co-responsable directo, junto otras entidades como la agencia de calificación Moody's, de la crisis actual, y uno de sus mayores benficiarios. Sólo a modo de pincelada, en 2007 ganaron 4 mil millones de dólares en operaciones que desembocaron en el desastre actual. ¿Como lo hicieron? Animaron a los inversores a invertir en productos sub-prime que sabían que era productos basura, y al mismo tiempo se dedicaron a "apostar" en bolsa por el fracaso de los mismos. Eso es solo la punta del iceberg, y está  muy documentado, podéis investigarlo. Mientras leéis este e-mail se están forrando a base de especulación sobre las deudas soberanas.

Papademos: Actual primer ministro griego, tras la dimisión Papandreu. No elegido por el pueblo.
- ex-gobernador del Banco de la Reserva Federal de Boston entre 1993 y 1994.
- vicepresidente del Banco Central Europeo de 2002 a 2010.
- Miembro de la Comisión Trilateral desde 1998, fundada por Rockefeller, lobby neo-liberal (se dedican a comprar políticos a cambio de sobornarles)
- ex-Gobernador del Banco de Central Grecia entre 1994 y 2002. Falseó las cuentas de déficit público del país con la ayuda activa de Goldman Sachs, lo que condujo en gran parte e la actual crisis que sufre el país.

Mariano Monti: Actual primer ministro de Italia tras la dimisión de Berlusconi. No elegido por el pueblo.
- ex director europeo de la Comisión Trilateral antes mencionada.
- ex-miembro del equipo directivo del grupo Bilderberg.
- asesor de Goldman Sachs durante el periodo en que ésta ayudó a ocultar el déficit del gobierno griego.

Mario Draghi: Actual presidente del Banco Central Europeo en sustitución de Jean-Claude Trichet.
- Ex-director ejecutivo de del Banco Munidal entre 1985 y 1990.
- Vicepresidente por Europa de Goldman Sachs entre 2002 y 2006, periodo en que se realizó el falseo antes mencionado.

Bien, qué casualidad, todos de la mano de Goldman Sachs. Los que crearon la crisis se presentan ahora como la única opción viable para salir de la misma, en lo que la prensa estadounidense está empezando a llamar "El gobierno de Goldman Sachs en Europa".

Se tiende a querer hacernos pensar que la crisis ha sido una especie de resbalón, pero la realidad apunta a que detrás de ella hay una voluntad perfectamente orquestada de hacerse con el poder directo en nuestro continente, en una maniobra sin precedentes en la Europa del siglo XXI. La estrategia de los grandes bancos de inversión y agencias de calificación es una variante de otras llevadas a cabo anteriormente en otros continentes, se viene desarrollando desde el inicio de la crisis y está desde mi punto de vista está siendo la siguiente:

1. Hundimos a los países mediante la especulación en bolsa/mercado. Los volvemos locos de miedo a lo que dirán los mercados, que nosotros controlamos, cada día.
2. Los obligamos a recurrir a préstamos para mantenerlos en Status Quo, o "salvarlos". Estos préstamos están estrictamente calculados para que los países no los puedan pagar, como es el caso de Grecia que no podría haber cubierto su deuda ni aunque su gobierno vendiera el país entero, y no es ninguna metáfora, es matemática.
3. Exigimos recortes sociales y privatizaciones en detrimento de los ciudadanos, bajo la amenaza de que si los gobiernos no los llevan a cabo, los inversores se retirarán por miedo a no poder recuperar el dinero invertido en la deuda de esos países y demás inversiones.
4. Se crea un altísimo nivel de descontento social, propicio para que el pueblo, ya sonado, accepte cualquier cosa con tal de salir de la situación.
5. Colocamos a nuestros hombres donde mejor convenga.

Si os parece ciencia ficción, informaos: este tipo de estrategias están perfectamente documentadas y se han venido utilizando con distintas variantes a lo largo el siglo XX y XXI en otros países, notablemente en latinoamérica por parte de los EEUU cuando se dedicaban, y se siguen dedicando en la medida que pueden, a asfixiar económicamente mediante la deuda exterior por ejemplo a países de América Central, para crear descontento social y aprovecharlo para colocar a dirigentes afines a sus intereses.

Ahora esto está pasando en Europa, y ya no es que lo haga EEUU, sino que lo hace la industria financiera internacional. Y lo que está ocurriendo bajo la mirada impotente y/o cómplice de nuestros gobiernos es el mayor robo jamás realizado en la historia de la humanidad y a escala planetaria, son golpes de estado, y violaciones flagrantes de la soberanía de los estados y sus pueblos.
Es muy fácil informaros en Internet. Decídselo a vuestros amigos, pasad el e-mail (undisclosed-recipients) a cualquiera que pueda estar interesado, usad Facebook, Tuiter, lo que sea, yo que sé. Se nos están comiendo vivos... La gente tiene que saberlo, y empezar ya una resistencia efectiva que les obligue a repensarse sus estrategias, o tendrán que asumir la responsabilidad de las fracturas sociales en Occidente, y los desastres en los países más empobrecidos.

Gracias por leerlo.